¿Qué son los premios Eikon?

Eikon es una palabra griega que significa ícono y que no es otra cosa que la etimología de la palabra imagen. Los Premios EIKON constituyen el primer premio argentino al trabajo que hacen comunicadores y comunicólogos, relacionistas públicos, periodistas, publicitarios, lobbystas y organizadores de eventos.
Los EIKON son administrados y entregados desde 1998 por la revista IMAGEN. La revista, sin embargo, no forma parte del jurado sino que lo designa cada año eligiendo un grupo de profesionales destacados y respetados por sus pares.
Los premios buscan contribuir a:
  • Transparentar el trabajo de los asesores y ejecutivos de comunicación, muchas veces criticado por oscuro y manipulador
  • Generar una base casuística que sirve para difundir el conocimiento de los profesionales y como elemento de benchmarking (aprender cómo lo hicieron los que lo hicieron bien).
  • Destacar la labor de los mejores profesionales entre las empresas y organizaciones, de manera de contribuir a depurar el mercado.
  • Difundir la labor de los profesionales fuera del propio ámbito, de manera de ser mejor percibidos en las organizaciones en las que trabajan y por la sociedad.
 
A su vez, los premios demuestran el liderazgo de la revista IMAGEN como medio difusor de información y conocimiento para la comunidad de profesionales de la comunicación institucional.
Los jurados tienen la función de calificar las presentaciones y en base a su evaluación surgen los ganadores (oro, plata, azul).
A cada jurado se le asigna una cantidad determinada de trabajos, los cuales son evaluados con un puntaje del 1 al 10. El plazo para calificar es de un mes aproximadamente. Una vez obtenidos los resultados, se comunican a quienes participaron y luego se lo difunde públicamente.
Los participantes (ganadores o no) no se enteran de quienes fueron los jurados que evaluaron sus postulaciones, pero el organizador, con la colaboración de los propios jurados, hace antes de repartir los trabajos un exhaustivo proceso de clearing de conflictos de intereses, que siempre están presentes. La revista garantiza que cada trabajo será evaluado como mínimo por tres jueces para lograr la mejor equidad posible.
No se dan a conocer ni los nombres ni los trabajos perdedores, que el jurado debe mantener en el anonimato. Un trabajo que no gana un año puede tener la posibilidad de participar en el siguiente, siempre y cuando cumpla con los plazos que exigen las bases.
Los mismos jurados pueden presentar campañas, ya que en el proceso de clearing de conflictos de intereses se los excluye de evaluar las categorías en las que participan. Las evaluaciones se hacen en privado y no como tarea grupal o colectiva para evitar influencias cruzadas.

Los aspectos a considerar a la hora de evaluar los trabajos son los siguientes:


Innovación

Creatividad

Resultados obtenidos en relación con el presupuesto disponible

Coherencia la ejecución

Ética

Calidad y claridad de la presentación, cuyo formato académico está descripto en las bases.

Con las evaluaciones entregadas por los jurados y bajo la certificación de un escribano público se obtiene un promedio del cual surge la nota individual de las presentaciones. Se pondera luego la totalidad de estas puntuaciones resultando un promedio general, en base al cual se asignan los premios.
El Premio EIKON cuenta actualmente con 22 categorías y diversas subcategorías. Toda organización (empresas, ONG, organismos públicos) que se presente podrá hacerlo declarando si se trata de una empresa grande o de una PYME u ONG.
A los tradicionales EIKON se les fueron agregando capítulos: Córdoba, Cuyo, Chile e Internacional (con éste último desapareció el capítulo regional).
Con el correr de los años, en la edición nacional se sumó el Eikon junior, a monografías de estudiantes universitarios proponiendo una campaña de comunicación institucional sobre un tema determinado diferente cada año.
También se sumó un reconocimiento especial para un Comunicador general del Año y un Comunicador profesional (profesionales del sector) según una nómina que propone el jurado y votan los participantes a la Noche del Eikon.